Formación continua, obligatoria en algunos sectores

La formación es el motor del cambio. Y cuanto más invierta una sociedad en formación, mayor será la velocidad del progreso de su actividad.
Cualquier sector económico requiere formación para evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos. La formación será pues, necesaria para ajustarse a las nuevas formas de producción y mejorar la cualificación y reinserción de los trabajadores ocupados y desempleados.

La oferta formativa del Estado suele estar adaptada a las necesidades de trabajo que tienen las empresas del momento; pero esta adaptación de la oferta y la demanda de empleo, a veces suele ser insuficiente o llegar tarde. Es en ese escenario en el que entran en acción las organizaciones privadas de formación como Rumbo Formación. Estas entidades refuerzan la oferta educativa gracias a acciones formativas actualizadas a las necesidades de las empresas del momento.

Diversos son los sectores donde se requiere formación continua para los empleados actuales y futuros. Por ejemplo, el sector turístico, motor de nuestra economía, que genera en la actualidad el 15% del Producto Interior Bruto de España. Y los datos son aún más positivos al conocer que, cada año, los turistas gastan casi un 5% más que el año anterior. Con gastos medios de 1000 euros por turista y visita, es normal que sean muchas las empresas en este sector. Desde hoteles a restaurantes que demandan continuamente personal cualificado como cocineros, camareros, recepcionistas, personal de limpieza y mantenimiento; con habilidades de comunicación, idiomas, relaciones públicas y gestión de la calidad.

Otra gran industria que requiere formación continua es la agroalimentaria. Ésta engloba toda la cadena productiva, desde la obtención de materias primas (agricultura, pesca y ganadería), hasta la transformación, preparación, conservación y envasado de los alimentos de consumo. El sector agroalimentario demanda personal cualificado como manipuladores de alimentos, seguridad alimentaria, encargados del etiquetado, o del control analítico de alimentos, así como prevención de riesgos laborales.

Otro sector que demanda personal cualificado es el compuesto por despachos, asesorias y gestorias, que realizan la actividad administrativa y de gestión de muchas otras organizaciones. Se podría decir que conforman un sector transversal, común a todas las empresas, que da lugar a una importante cifra de empleo demandantes de acciones formativas en campos como la contabilidad, recursos humanos, finanzas, auditoría, fiscalidad…

Y si hablamos de trabajadores que precisan de formación continua no podemos olvidarnos del personal sanitario, tanto de los encargados de trámites administrativos como los propios sanitarios; médicos, especialistas, y todos los técnicos relacionados (personal de laboratorio, auxiliares, emergencias…). Las continuas innovaciones en el sector hacen necesaria la formación continuada en estos puestos, así como aquellos vinculados, como pueden ser los farmacéuticos, odontólogo o visitadores médicos.

Sigue formándote para mejorar tu empleabilidad con los cursos de Formación Continua en Rumbo Formación. Actualiza tus competencias y mejora tu futuro laboral, ¡estás sólo a un paso!